"Seamos capaces de sentir la satisfacción moral de un acto de libertad."

(Rodolfo Walsh)

domingo, 25 de enero de 2009

POLITIQUEROS DE BLOG


Antes que nada pido disculpas si, por esas cosas de la vida, ofendo a alguien.

.

No es la idea, precisamente, atacar o molestar, peeeero...

.

¿Han visto cuánta gente anda dejando su verdad de verdades, su verdad absolutísima, en sus blogs?

.

Yo leo, comento, vuelvo para leer si es que hay respuesta. Y encuentro comentarios que van desde una simple frasecita para quedar bien (y se nota que no leyeron el post completo) hasta sesudos análisis nacidos de la buena voluntad de cada uno (o eso creo...).

.

Me parece un sano ejercicio de libertad de expresión, pero tengo la sensación de que algunos con-blogueros hacen catarsis sin profundizar demasiado, cuando postean sobre los asuntos candentes de la política nacional, y por estos días mucho más, la internacional.

.

Como revolucionarios de café, estamos enardecidos marcando nuestra posición en temas que pueden sernos muy sensibles, claro que sí, pero de los que en general, desconocemos mucho. Y sobre todo, sobre los que poco o nada podemos hacer más que expresarnos a favor o en contra.

.

Somos opinators de todo tema o cuestión que se nos plantee. Como los fanáticos del fútbol que son todos directores técnicos, sin esa responsabilidad, claro.

.

Charlatanes de feria, decimos una cosa y hacemos otra (uso la primera persona del plural por una mínima cortesía, no me incluyo en esta categoría).

.

Me pregunto cuántos de nosotros creemos que realmente cumplimos con una misión social al escribir en un blog, sin brindar, además, aportes puntuales respecto de nuestra realidad inmediata.

.

Voy a ser más específica y espero que no me tiren bombas por ésto: 

.

¿Cuánta gente se rasga las vestiduras por las atrocidades que suceden en Gaza? 

¿Cuánta de esa gente tiene activa militancia en espacios políticos, para ayudar a los hambrientos de su barrio?

¿Cuánta de esa gente aporta a alguna causa a través de una ONG o de su actividad profesional?

¿Cuánta de esa gente hace algo para modificar su realidad y la de sus pares y de sus impares, además de escribir en un blog?

¿Cuántos de nosotros brindamos nuestro tiempo para aquél que lo necesita, dentro de nuestras posibilidades, sin cobrar dinero por hacerlo?

¿Cuántos?

.

Me provocan particular desagrado las personas que viven de glorias pasadas... Que necesitan decir lo maravillosos que fueron, porque nadie lo sabe, y que además, no pueden reconocer que ya no lo son.

.

Pienso y me pienso dentro de ese escenario... He tenido muchísima actividad militante en diversos espacios, en distintos momentos. He confrontado, fui amenazada, lideré, me lideraron, dediqué mi tiempo, mi casa, mi vida a cuestiones en las que creo profundamente, y que de alguna manera me posicionan en la vida.

Ahora estoy un poco más volcada a resolver cuestiones internas, necesito hacerlo, después de haber pasado por un tsunami personal. Digamos que estoy en una impasse, pero sólo eso.

.

Yo no dejo de hacer todo lo que puedo hacer. Y si no hago más es porque no puedo hacer más. Hablo de un poder interno, no sólo externo.

.

Yo lo digo... ¿Quién más lo dice?

.

"Mafalda" es una creación de Joaquín Lavado "Quino".

.

19 comentarios:

Edgardo dijo...

Profundo, real, sincero y me atrevería a decir necesario tu pedido, pero así pensaba yo al comenzar a escribir en el blog (no hace mucho, aunque ya van a ser un año de realización verdadera, pues el blog se creó en octubre de 2007 si mal no recuerdo, pero hasta el otro año no me puse a trabajar con él). Sobre lo que dices, me parece pedir demasiado, esto es un blog, y sobre todo, esto es internet, no vamos a ser tan exquisitos de pedir C.V. a todo aquel que quiere opinar sobre un tema, o porque se apasione de algo (como los que opinan de futbol, creyendo ser directores técnicos y nunca haber jugado al futbol) puedan opinar. Para ser sinceros, son pocos los que forman parte de algo, o fueron militantes, o militan, o fueron políticos de carrera, u ocuparon un cargo, o saben lo que es una asamblea, lo que es una hoya popular, lo que es caminar los pasillos de una villa para alfabetizar, o simplemente para esconderse, lo que es pasar noches en una comisaría por participar de una marcha, estar en contra del puntero o del jefe del partido, lo que es. La mayoría de las personas vive ajena a casi todo. No hay que ser tan duros, aunque a veces moleste, aunque a veces cueste creer lo que dicen.

Es verdad que hablan sin tener idea de nada, opinan, segregan, acusan, discrepan, condenan y perdona a cualquier persona, pero, ¿quienes somos para prohibirle algo? Deberían pensar más antes de decir algo, pero… “no podemos pedirle peras al olmo”. Una cosa que me parece importante es que en el anonimato de internet, mucha gente se atreve hablar de política, o sociedad, o economía, antes eso no se hacía (el miedo siempre fue efectivo). Si bien están errados en la mayoría de las cosas que dicen, por lo menos lo dicen.

Hay peores politiqueros, los de profesión, los políticos de verdad, los militantes de verdad (por ejemplo los tantos militantes políticos de la Universidad), los periodistas que hablan de política (por ejemplo el fallecido Neustad) que hacen más daño que una pobre señora opinando algo de algo que desconocen por completo.

Platón pensaba igual que vos, cuando se refería a la doxa y a la espíteme, entre lo que era ciencia y lo que era mera opinión. Bueno, el mundo funciona a través de las meras opiniones. Obviamente está mal, deberían modificar su forma de ser, pero eso parece cada vez más difícil de conseguir o lograr. Solo hay que ver cómo funcionan las cosas, solo se leen hechos, estadísticas, datos que hoy son relevantes y mañana ya no lo son. La gente no se mete donde no la llaman y pareciera ser que no les importa nada más que su bolsillo.

Me gustaría que hubiera más compromiso de las partes, me gustaría que hubiera más estudio y reflexión, me gustaría que formaran parte antes de ser tan categóricos, pero eso no va a pasar, si eso pasara el mundo funcionaría mejor.

En la red las cosas son virtuales, no necesariamente deben ser falsas, pero, no son reales en el sentido estricto de la palabra, por lo tanto hay que tener mucho cuidado en las palabras que se leen, en la importancia que se les dan. Hay mucha mentira, hay mucho odio contenido, mucha tendencia neurótica manifiesta y mucho alarde, total, nadie te ve (pensar que la mayoría de los blog no tienen el nombre real de sus autores, solo pseudónimos, frases, etc.).

No cabe duda que sabes lo que dices, basta con leer tus entradas o leer los comentarios que dejas a cada lugar donde vas (la verdad es un placer leerte, uno aprende mucho, uno se da cuenta de muchas cosas, aunque a veces discrepemos, con vos siento que se puede discutir, examinar, criticar la realidad de manera que sea productiva y educativa para los dos), para hablar así debiste haber vivido muchas cosas, sino, no se puede llegar a determinadas conclusiones.

Pero todos son opinologos de cualquier tema, se habla de política, de guerra, de economía, de drogadicción, de forestación, de contaminación, de planes asistenciales, de clases, de teología, sin reparo, sin miramiento, sin participación, acción, interés.

Por mi parte, más allá de errores de conceptos, puedo decir que he sido parte a lo largo de estos tiempos de innurables acciones que no hace falta comentar (por este medio tampoco esta bueno decir cosas de más), si te puedo decir que fui militante (no necesariamente de un partido político), estuve en marchas, en toma de facultades, en toma de edificios públicos, puedo decirte que se de comedores comunitarios, de ONG, de planes de alfabetizaciñon en asentamiento, de luchas con mafias, se de enfrentamientos policiales y políticos, de seguimientos de los servicios, se lo que es estar en una asamblea, en un meeting universitario.

Es verdad que hoy mi lucha, mi acción directa con el problema y la causa tiene una interrupción, pero no lo es por problemas personales, más bien pasa por encontrar el error en la metodología, pues, creo que no alcanza y el tiempo se está acabando, ya no podemos seguir por la misma senda que siempre, no ha dado mayor fruto (cuando se consiguió) que un paliativo de lo inmediato, y para las familias o para las luchas parciales que se libran a diario, pero para nadie mas. El problema es más de fondo, estamos acabando con todo, pronto la situación será aún peor y realmente no tendremos margen de acción. Esto no lo digo por este gobierno, o por los gobiernos (¿De cambio?) que puedan darse en el mundo. Hablo porque se repiten las políticas y las acciones que ayer nos trajeron al lugar donde estamos.

Perdón por tardar tanto en contestar tu comentario (ya lo hice, me falta el último que realizaste pero en eso estamos), pero los tiempos se me escapan de la mano y me cuesta encontrar un hueco para poder sentarme a reflexionar en todo lo que pones. Es un placer que estés por aquí y por allí.

Te mando un fuerte abrazo.

HologramaBlanco

roxana dijo...

maria marta. Al final no me fui!!!!. estoy aca y sigo pues pude aprender a superar un problema laboral y personal que termino haciendome crecer mucho!!!
experiencia fuerte pero buena!!!
de eso se trata! un gusto en volver a tu blog y seguir de aqui en mas! un beso
roxana

María Marta Bruno dijo...

EDGARDO

Sabés, yo no "exijo" curriculum vitae ni certificado de militancia a nadie. Tampoco prohíbo.
Cuestiono.
Digo lo que me pasa frente a algunas cuestiones.

Porque el mundo es chico y uno termina enterándose de cosas, viendo genuflexiones, descubriendo disfraces y etcéteras varios.

Yo no desmerecería el hecho de que hablamos de blogs, de internet. Como con cada cosa en la vida, con cada herramienta que tenemos a mano, es una obligación usarla con responsabilidad.
Y con honestidad intelectual.

Si hablamos de cocina, ok, hablamos de cocina, o de autos, o de ficción, cada uno con su tema.
Lo nuestro es la política, pido que sea con fundamento. Como escribís vos, aunque yo a veces no esté del todo de acuerdo.

Este, el de los blogs, es un espacio fantástico para el debate, pero, qué querés que te diga, hay tanta careteada...

Celebro la libertad de expresión. Honestamente. Alegremente. Plenamente.
Celebro la vida y celebro la libertad (no la de mercado).

Leerte siempre es una invitación a poner en movimiento ese músculo que es el cerebro... Y ahora entiendo un poco más por qué...

Y me gusta saber que en algún lugar hay alguien con quien se puede debatir con fundamento.

Me encanta que pases por acá de vez en cuando. Y me gusta visitarte también, claro está.

Un beso enorrrrrrme

María Marta Bruno dijo...

ROXANA

Qué bueno que no te fuiste.

Y mucho mejor que una piedra no te desvió el camino.

Aprender es doloroso en el durante, pero muy placentero en el después.

Nos estamos leyendo!

Un beso

Plyngo and Me dijo...

Lo que yo dije desde un principio al empezar con el blog, sólo soy un opinador y comentador de la realidad (o de la que yo creo que lo es). Sólo eso, lo puedo hacer muuy fácil desde el teclado, sin tener que mancharme las manos con la mierda que hay en todo el mundo y que no sé si alguien quiere de verdad limpiar. Es como si discutes de algo en la barra de un bar, que es donde la ciudadanía suele arreglar el mundo un rato para después irse a su curro tranquilamente y con la conciencia tranquila por sus elocuentes palabras.

Yo prefiero sólo comentar, de momento, ojalá algún día sea más valiente como para actuar.

SuperCow_cronOPIO dijo...

Creo que me considero una lectora entrometica, sabés que te leo siempre pero pocas veces te comento, creo que mi padre me enseñó que si habría la boca debería ser con fundamentos, así que cuando me identifico con el tema o sé de que se trata me atrevo a hacerlo, entiendo tu post, porque si he visto comentarios aveces fuera de lugar, pero en fin, así es esto de los medios de comunicación, en fin...

pero igual es TU blog María bonita y si quieres pedir curriculum vitae para el poder comentar en él eres libre de hacerlo =D

jajajajaja


Buenas noches y mil besotes señora hermosa!!!!

caselo dijo...

Mi María bonita, sabes que el camino es así. Me lo pregunto también a cada rato y veo a veces que este texto que pretendemos escribir entre todos queda mutilado. Y en ese sentido bastaría solo la decencia que pueden reflejar las palabras de quienes optan, en vez de desnudar su alma, de cubrirla con más máscaras.
Es tan esperanzador para mi encontrar tu pradera, o el mundo de Edgardo, o la tranqulidad de Alicia o los sueños de Armida y un largo etcétera de oasis en medio de esta locura.
Nos reconocemos en lo que tenemos, en los que falta, en lo que sobra. Pero especialmente en una manera especial de sobrellevar con dignidad el empate de la crueldad, la indiferencia y la exclusión que se camuflan a la vez muchos disfraces de momento.

Un fuerte abrazo de oso y mi besito de mago

Carlos Eduardo

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

gran gran verdad, no podia ser mas real...

julio-entuinterior dijo...

Visitando a los comentaristas de Pedro, he llegado hasta tí y aunque lo he hecho con la idea de que tu a la vez me visites, lo mio no es un comentario de cortesía sino que me he leido tu post de arriba abajo :)
Y a mi modo, entiendo que estoy haciendo por los demás, a nivel interno, todo lo que está en mi mano y en mi corazón

Encantado, un abrazo

PD: Veo que tu Bloger no permite poner el nombre y la web (otros si), así que empleo un sistema un poco extraño para indicar mi dirección, que es: www.entuinterior.info

María Marta Bruno dijo...

PLYNGO Y TÚ

Lo que decís es exactamente a lo que me refiero.

Vos tenés la suficiente altura como para reconocerte opinador y comentador de la realidad.

Y desde ese lugar está bien.

Porque la tuya es una OPINIÓN, no un juicio de valor.

Y no deja de ser valiente que reconozcas que hacerlo es fácil desde el teclado, sin tener que mancharse con la mugre.

Ojalá tu deseo de ser capaz de comprometerte más algún día, se haga realidad.

Un abrazo

María Marta Bruno dijo...

MI LINDA VACA LOCA:

Cómo me gusta verte pasar por acá!

No deja de ser una linda, pero muy linda reflexión la de tu padre y que traes justo aquí.

Igualmente, yo no me refiero en este post a lo que ocurre en mi blog, sino que es una mirada más general, respecto de lo que comentamos también en casa de otros blogueros.

Y no pediría más requisito que la honestidad intelectual a quienes opinan en esta pradera.

Jaajjaja... estoy en contra del voto calificado...

Un montón de besos para vos, SuperCow!!!

María Marta Bruno dijo...

CASELO

Amigo, mago mío... vos lo llamás desnudar el alma, yo lo llamo honestidad intelectual.

Me parece que nadie tiene que justificarse aquí, ni blandir sus títulos para mostrarse habilitado para comentar.

Y es cierto, la pelea es tan despareja..

Gracias por pasar por aquí, y dejarme parte de tu alma hermosa.

Un beso, te quiero.

María Marta Bruno dijo...

OTRA VEZ VIAJAR AL OLVIDO

Bienvenido a estas praderas, gracias por no pasar en silencio.

Me va a llevar un tiempo leerte... son muchos blogs!

Pero lo haré, lo que ví hasta ahora me encantó.

"El olvido está lleno de memoria"

Lo escribió Mario Benedetti.

Un abrazo

María Marta Bruno dijo...

JULIO

En principio, bienvenido, también a vos te agradezco el no haber pasado en silencio.

Me alegra que hayas leído a conciencia y que también comentes, a conciencia.

Todo -poco o mucho- pero todo lo que uno pueda hacer por los demás, ya es salir de la burbuja, y activar, en vez de quejarse y nada más.

Tu nombre lleva a tu blog "de tránsito", y de allí a "En Tu Interior", que por cierto, desde el título ya me gusta.

Te cuento, porque esto pasó hace ya un tiempo, que unos fulanos dejaron comentarios muy desagradables, relacionados con la defensa de la Locución Profesional en la Argentina. Como consecuencia de eso, primero los borré, luego puse la moderación de los comentarios, y finalmente, deshabilité los comentarios anónimos.

Aún así, no me libro de ellos... pusieron mi teléfono en una página de encuentros sexuales, y cada tanto recibo llamados de señores con ciertas "urgencias"...

En fin, hay de todo en este valle.

Un abrazo

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Que capa que sos.
Y dentro del mismo anàlisis
creo que ademàs tiene que ver con el respeto por el otro.
No es necesario opinar,pero si lo hacès,debès hacerlo seriamente.
Y si decìs
mas vale que vayan pensando que mejor es hacer.
tenès razòn,hermana
Y no se trata de pedirle el curriculum vitae a nadie,y ves,tambièn esa frase es inadecuada...
con las disculpas del caso
sino de sentido comùn.
Estoy de acuerdo,te entiendo
te apoyo.

María Marta Bruno dijo...

MARIEL

El respeto del que hablás, para mí está contemplado en lo que yo llamo honestidad intelectual.

Valga la redundancia, pero el deshonesto no puede respetar, no está en su esencia.

Y no te das una idea cómo me peleé conmigo misma para no poner "Mejor que decir es hacer", para no teñir de prejuicios el post, pero me dio vueltas, me dio vueltas... Al final, yo no soy quien para decirle a los demás cómo vivir, pero sí puedo decir lo que me molesta leer en el mío, y también en los demás.

¿Sentido común? Debe ser el menos común de los sentidos, he leído por ahi, y ya sabés que yo no soy muy léida.

Te leo y escucho a Rafael Amor cantando

"los únicos vencidos corazón,
son los que no luchan (...)

No te entregues corazón libre,
no te entregues.

(...) durar, no es estar vivo corazón,
vivir es otra cosa.

No te entregues, corazón libre...

¿Será eso?

Te quiero

SAFIRO dijo...

María Marta, entiendo tu posición, siento que te molesta cuando alguien habla por hablar y sin fundamentos.
También está el que teniendo mucho para decir, no va a decirlo en este medio.
Hemos vivido lo suficiente, hemos visto bastante cómo para ser tan confiados y desnudarnos al mundo. Aquí hay de todo, y nuestros datos y opiniones van a parar a cualquier lado, esto es un gran fichero.
He visto viajando por este espacio, comentarios mios que en otro momento me hubiesen costado engrosar la lista.
Esto no es tan inofensivo, no es una charla de café entre amigos.

Además, una cosa es haber "vivido" determinadas situaciones y otra muy distinta es opinar según las fuentes que se leyeron (manipuladas muchas veces para llevar o traer el rebaño para donde mejor convenga) yo no voy a opinar sobre un artículo periodístico de ningún medio, salvo que se ajuste a lo que yo conozco.
No me lavo las manos, me enseñaron las circunstancias a ser desconfiada.
En cuanto a participar lo hice siempre y de acuerdo a mis posibilidades, fui una solitaria madrina de escuelas de frontera, ayudé en cuanto pude y enseñé a mis hijos que la solidaridad empieza por ayudar al vecino necesitado, no es necesario pertenecer a una organización, hay mucho por hacer a la vuelta de la esquina de cada uno.

Un fuerte abrazo, maría Marta.

María Marta Bruno dijo...

SAFIRO,

Perdón por la demora en contestar tu comentario, se me había perdido, más bien es que yo no lo encontraba.

Entiendo -y mucho- a quienes tienen el miedo metido en la carne. Los milicos ganaron una batalla y es precisamente esa, que la gente se quedó con miedo, y la verdad es que ha habido sucesos, como la desaparición de Julio López, que están ahí para recordarnos que todo puede volver a pasar.

Aún así, habemos muchos que elegimos vivir sin miedo. Quienes ponemos nuestro nombre y nuestra foto y decimos qué nos pasó, y qué pensamos de lo que nos pasó, o simplemente, qué pensamos.

El miedo, amiga, es una opción. Está quien lo elige y está quien no.

Yo no critico.

Y coincido, los blogs, lugares como facebook, el propio hotmail son fuentes poderosas de información.

Yo sigo creyendo que el peor enemigo es el silencio.

Claro que esto no es sólo una charla entre amigos, aunque debo decirte que a mi tía Matilde Itzigsohn de García, en 1977, la entregó un "amigo", así que hay que ver qué tan seguro es todo... o nada.

Yo escribí este post por lo mismo que vos decís sobre opinar sin tener en cuenta las fuentes, opinar por opinar, o por pasar por un blog a la vista, o sea, dejando aunque sea una presencia pedorra, un "lindo post, besos", que es lo mismo que la nada misma.

Tu participación, en lo que vos elegiste, es tu granito de arena para que la realidad sea distinta.

Y no es poca tarea haberlo enseñado a tus hijos. Ellos o tus nietos o tus bisnietos lo recogerán y lo llevarán adelante. Con miedo o sin miedo.

Dicen por ahí que ser valiente no es no tener miedo, sino estar cagado hasta las patas, y seguir adelante.

Un beso, desde el corazón

María Marta Bruno dijo...

AMIGOS, es la primera vez, si no recuerdo mal, que hago esto.
Alguien, con existencia real, me escribió a mi correo, pidió que la comunicación fuera por la vía privada y me dio su opinión sobre el post.
Algunos sabrán leer en mis respuestas qué fue lo que las originó.
Mantengo para mí la identidad de quien me escribió, porque accedí a hacerlo, pero creo que la que sigue, que es mi respuesta, puede aclarar algunos puntos.
Amén

"Le agradezco que se tomara el trabajo de comentar el post, aunque por la vía privada. Respeto su pedido, y por la misma vía le contesto.

Sospecho que no fui lo suficientemente clara. Yo no descalifico opiniones, las opiniones mediocres descalifican a su autor. Y a eso me refiero. Es la nuestra una tarea que ni siquiera nosotros tenemos tanto derecho a desmerecerla haciendo comentarios tontos, faltos de compromiso, por el solo hecho de "figurar" en una lista de comentarios a un post. Es cierto que cualquiera puede tener un blog, pero nada obliga a nadie a escribir comentarios. Y ése es para mí el punto... si uno no tiene nada interesante para decir, tal vez es mejor quedarse callado. Digo, si uno no va a aportar algo, ¿para qué dejar un comment banal y sin sentido? No creo que por lo que yo escribo, alguien vaya a sentirse cohibido ni nada parecido.

Lamento que usted considere que yo me siento respaldada por la desaparición de mi padre. Honestamente, hubiese preferido tenerlo y ser lectora de la revista Gente o de Selecciones, no sé si soy clara. Yo no soy más que nadie ni mejor que nadie porque me hayan arrebatado a mi papá. Soy una persona conciente. No quise lustrar medallas al hablar de mi militancia (que hoy no es tal), no hay medallas, y no creo que sea mi rol social enrrostrarle a los demás lo maravillosa que soy, vamos... creo que se nota. Es más, las personas que viven de mostrar sus medallas me provocan una cierta tristeza, me dan pena, porque ya no tienen nada más que viejas glorias, que nadie reconoce, entonces son ellos mismos quienes tratan de recordarle al mundo que han existido y aún están vivos.

No soy partidaria del voto calificado, y obviamente tampoco de la "opinión calificada". Cualquiera puede escribir algo valioso, ya sea un académico o un intuitivo. Pero cuando tanto uno como otro se hacen eco de informaciones que no chequean, cuando opinan desde la ignorancia (y me refiero a la ignorancia elegida, no a la padecida), cuando pasan por un blog sólo para decir "qué barbaridad", siento que no estamos llegando, que no estamos pudiendo ser lo suficientemente críticos como para producir alguna vez, en algún lugar, en algún corazón, un cambio.

Yo respeto su opinión más acá y más allá de todo lo que usted haya bien podido hacer en su vida profesional, por sus propias convicciones. Y me refiero a que no necesito el currículum de alguien para respetarlo, sólo necesito una opinión consistente.

Y tal vez usted me cuenta un poco a la pasada algo de su historia personal porque sabe que será comprendido.

No me ofendió ni necesita disculparse. Por supuesto, leeré con atención las historias de (...), si usted desea que yo las conozca.

(...)

La comunicación está abierta.

Un fuerte abrazo

MARIA MARTA BRUNO

P.S.: donde se lee "(...)" hay un párrafo que yo decidí no hacer público, pero cuya ausencia no altera el espíritu de la respuesta.