"Seamos capaces de sentir la satisfacción moral de un acto de libertad."

(Rodolfo Walsh)

jueves, 21 de febrero de 2008

EL HOMBRE DESCIENDE DE LA OVEJA




Esta afirmación, que zoólogos, antropólogos, sociólogos y genetistas podrían fácilmente refutar, desde el punto de vista morfológico, pretende, desde aquí, ser sostenida, pero desde el punto de vista etológico, el de la conducta.

A ver cómo funciona esto. ¿Nos parecemos a las ovejas? Definitivamente no, y somos evidentemente una extraña cruza entre homínidos y ovinos.

Basta conocer algunas costumbres de montaña, para saber que este mestizaje pudo producirse, aunque excepcionalmente, claro...

Sin lugar a dudas, los homínidos nos dieron el aspecto… que evolucionado, se convirtió en esto que somos los seres humanos, animales racionales, con el cuerpo cada vez menos especializado para tareas rudas y cada vez más preparado para permanecer por horas en una silla, y luego, intentar recuperar frenéticamente algo de actividad en un gym. Hasta aquí, de la oveja, ni noticias.

Pero sucede, en lo estrictamente conductual, que salvo las ovejas negras –ovejas a fin- el resto del rebaño se conduce de manera obediente a un mandato que no comprenden pero tras el cual marchan sin preguntarse demasiado para qué. Así, cuando el pastor las llama, ellas van sin chistar… llegan a su lugar de pastoreo, y permanecen en él hasta que el pastor emprende la vuelta… Sin cuestionamientos, sin desacuerdos…

¿Parece una locura? No estoy tan segura de que lo sea…

¿Qué es lo que le sucede a las ovejas humanas anoréxicas? El pastor estético dictamina que sólo las delgadas podrán triunfar en la vida… Y salvo las ovejas negras, que tienen un carácter comprobadamente diferente, sus congéneres van al matadero de la subalimentación para el espejo, sin protestar. Otros pastores, menores, acatan la orden y fabrican ropa minúscula… inventan el talle XS (estra small) y obligan a personas de contextura normal, a comprar prendas de tamaño extra grande, porque las de talle medio o grande no les entran. Y allí van las ovejitas, balando de contentas, a comprarse ropa diseñada para niñas y no para jovencitas o mujeres.

El pastor modisto dice que deben usarse polleras o pantalones de tiro corto… que a las ovejas modelos les queda bien, porque tienen el cuerpo adecuado a su profesión. Y allí van las ovejitas… todas con ropa de tiro corto, exponiendo sus barrigas con un mal gusto superior, pero eso sí, a la moda.

El pastor televisivo pone de moda una canción que dice “aquí no entran feas, mira esa fea, aquí no puede pasar…. Somos las divinas…” Y allí van las ovejitas feas a comprar el disco y a cantar la canción como si se tratara de sublime poesía.

El pastor empleador publica un aviso ofreciendo trabajo a personas de “buena presencia”… y allí van las ovejitas lindas, mientras las ovejitas feas tachan el aviso en el diario… aunque sean cien veces capaces para desempeñar la tarea ofrecida.

¿No es hora de introducir cambios en la teoría evolucionista? ¿No será que no encuentran el eslabón perdido porque no buscan en la evolución ovina?

¿No seremos recontra-choznos de una linda ovejita?




13 comentarios:

El Analista dijo...

Uhhh, definitivamente andamos con la pluma afilada y dando en zonas donde a muchos les producirá prurito, predicar no es malo, al contrario, alguien prestara atencion, un escrito de lujo Doble M.

esteban lob dijo...

Hola María Marta:
Me encanta tu filosofía y tu manera de exponerla.

En mi calidad de oveja de la moda, he tomado recientemente el color negro, porque me rebelo a que los modistos me impongan la ausencia de bolsillo sobre el pecho en poleras o camisas.
Me resulta absolutamente necesario ese bolsillo para colocar una peineta (pese a mis sobrevivientes dos pelos), el carnet de conducir
o similares. Pero mi señora asegura que ya no se usan con bolsillos, que es anticuado.
Mala suerte de los modistos, pienso. Yo al menos en este punto no me pondré a la moda y si los mentados bolsillos desaparecieran totalmente del mercado, pediré en mi casa que me pongan alguno, "a la antigua".

Cariños.

María Marta Bruno dijo...

Dani: gracias... Espero que a aquellos que se sientan afectados el prurito no se les vaya con sólo rascarse...

Esteban: gracias por visitar mi casa, bienvenido. Y por su opinión. Es verdad, nunca había pensado en lo útil que es un bolsillo en la camisa para los hombres... Hubo unos años en que lo resolvían usando una carterita de mano, diseño masculino, pero ya no se usa, ¿no?

nick dijo...

Mria marta...mirá, me vine hasta la Plata a las tres de la mañana para decirte que De Andr´era una perosna muy especial y querida. Me pone muy feliz que te lo haya hecho conocer yo. Quisiera decirte más cosa pero estoy durmiendo. Me fui a Italia hace mucho. No sé si sab´s que quería ir a estudiar diseño industrial a La Plata, en el 78...pero no sabía estar tan lejos de Baires.
Perdoná la inconsistencia de mi comentario, pero son las palabras que me dicta la hora. Mañana, tal vez, te escriba algo más despierto. No quer¿a dejar pasar la ocasión.un abrazo.

nick dijo...

Ah! Podr¿as invitarme a un programa de radio tuyo en la plata, si te interesara lo que hago yo.
Otro abrazo
Nick

María Marta Bruno dijo...

Ah, bueno, Nick, no soy la única nochera por estos pagos... bueno, a ver... es una suerte que no hayas venido en el 78 a estudiar diseño industrial... fueron años duros en esta ciudad. Igualmente, Italia está un poco más a trasmano que La Plata, pero vale.
Y lamento no tener un programa propio para llevarte ahora, pero si me mandás un mail con la manera de contactarte, tal vez algo se pueda hacer en Radio de la Ciudad (de Buenos Aires), trabajé allí hasta el año pasado y quedé en muy buenas relaciones con ellos... A propósito... ¿hasta cuándo te quedás?
Un agradecido beso platense

nick dijo...

Marìa Marta buen dìa!
Soy trasnochador y madruguero. En el viaje no hay nunca tiempo para dormir, hay que caminar siempre. Yo visito la cama con placer, pero en estos ´`ias la emoci`n de estar aquì me despierta despuès de pocas horas.
Te dejo mi mail
nicksonoquick@libero.it
Sè que la Plata no tuvo una historia feliz en esos años. Venimos de la misma historia, no lo olvido y quiero que lo sepas.

Serè entonces una ovejita m`s del rebaño.

beeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Nick

a propòsito, me quedo hasta el 19 de marzo.
Un brazo

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Si, somos recontrachoznos...pero no de una ovejita, de un burrito?
De una ameba????

Barbarie, destrozos de las personalidades aún maleables, formables... engordables de verdades que deben ser contempladas...
Porque la vida no es rosa Barbie.
Ni rosa.
Ni Barbie.

Y en cualquier momento se dispara algo que te da vuelta, y si no tenés el cinturón apretadito, terminás rodando sobre tu eje en plena montaña rusa.

El circo, señores!!!!

Salgamos del circo, María...que afuera hay pasto.

Besos!!!!!!!!
Demás está decir: excelente.

María Marta Bruno dijo...

Nick, gracias por el dato, lo voy a pasar y ojalá se pueda hacer algo... Ahora eso de trasnochar y madrugar.... está clínicamente contraindicado!!! Yo trasnocho, pero al otro día, la mañana no existe...
Un beso

Feri: gracias. La verdad es que para resistir hay que tener -como leí por ahi- todos los patitos en fila... porque si no estás bien plantada, la maroma te lleva... Un besote!!

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

La maroma de turno.

Pero hay que resistir.
La discriminación es un monstruo grande que también pisa fuerte.

Hace rato que no me fijo en etiquetas.
Besos hermosa!!!!!

María Marta Bruno dijo...

Reholassss, Feri... yo tampoco me fijo en etiquetas... pero más allá de lo que uno individualmente haga contra la discriminación, también están las pequeñas conductas personales cotidianas... Cuando un hombre se fija en una mujer si es linda, y recién despues le da la chance de demostrar que es inteligente, sensible, buena persona... O al revés, cuando una de nosotras evalúa al varón por su envase, o por su auto, o por su laburo... Yo tengo que agradecerle a la vida el haberme dado la capacidad de ver lo interior antes que lo exterior, el contenido antes que el frasco. No me sirve de mucho, nosotras para los demás solemos ser primero el "packaging" y despues el contenido.
¿Me parece, o me fui un poco de tema?
Un besote!!!

SuPer CoW dijo...

ahhh una sociedad ovejera es lo que somos??? que triste es confirmarlo,bien dicen que el ignorante vive más feliz, por eso me gustan las vacas, pastando felices con su estomago de cuatro divisiones y una mente agigantada como la de las vacas que se encuentran

a que no podrán superarlas ovejitas!

mmm no entendí que escribí, jajajaja lo siento maría bonita, hoy he andado con un humor muy insípido

María Marta Bruno dijo...

Bueno, Claudia, todos tenemos días de humor insípido, inoloro, incoloro... Siempre es lindo saber que estás...
Un beso