"Seamos capaces de sentir la satisfacción moral de un acto de libertad."

(Rodolfo Walsh)

miércoles, 19 de diciembre de 2007

SERÉ ALCAUCIL... O NO SERÉ


Durante todo el día de hoy me ha rondado insistentemente la idea de mi propia muerte. Tal vez sepa por qué. Pero de todas formas, y mucho más allá de alguna cuestión personal irresoluta, el de la muerte es un tema que se nos presenta generacionalmente. Quienes, como yo, transitan por la cuarta década de sus vidas, ya han tenido que lamentar la temprana partida de un amigo o de un familiar, la de alguno de sus padres o de ambos, seguramente la de sus abuelos… y algunos ya somos cabeza de generación… esto es, ya no hay personas mayores que nosotros en la familia. Si las cosas sucedieran con lógica temporal, somos los próximos clientes de la parca. Aunque, tal vez sobre decirlo, la huesuda tiene más vueltas que un rulero para seleccionar candidatos.

En esta situación, son varias las cosas que uno hace y se pregunta. Algunos, ordenaditos hasta la exasperación, dejan todo preparado para que la familia resuelva sin mayores inconvenientes, a más de la tristeza, las cuestiones administrativas. Dejan bien especificado a dónde quieren que se mude su envase, y qué empresa prestará (no prestará, cobrará generosamente) el servicio… lo que mi abuela, que claro, ya no está, llamaba la “fiesta de velorio”. También dejan a mano los teléfonos de la obra social, y los números de las pólizas a las que haya accedido por medio de su trabajo, pack de aseguradora, seguros contratados cuando se obtiene un préstamo, o por simple elección personal. Adjuntarán a todo lo anterior, la lista de teléfonos de personas a las que desean que se avise e invite a su fiestita de despedida.




Sin embargo, los despelotados serán recordados, no con más o menos cariño, sino durante más tiempo y a las puteadas, por los parientes a cargo de la organización del último show.


Están quienes tienen fe en que su “departure” tendrá un “arrival” a nuevo destino atemporal, el que obviamente desconocen, pero pueden imaginar, según hayan sido buenas personas o unos terribles canallas. Y en este punto, sólo la imaginación personal trocará al cielo de un hermoso paisaje celeste a un estamento con puffs algodonosos, donde hay angelitos sentados. Y hará lo propio con el infierno, que podrá pasar de un temible fogonazo volcánico a una estufa de cuarzo de dos velas, todo según el cristal con que se mire la propia vida.



También hay quien cree que nada sucede más que el biológico cese de latido y respiración, fin del ciclo. Son quienes creen que al envase no hay que devolverlo (porque no nos fue dado), sino que hay que tirarlo a un tachito de basura, que en mi barrio se llama cementerio. Y vaya a saber uno por qué certidumbre, sospechan que la última mudanza será esa.


Yo, sin mayores conocimientos sobre el tema, he decidido que me convertiré en algo… eso que los que saben llaman reencarnación. Más allá de religiosidades varias, el cambio de estado es posible si, por ejemplo, las cenizas de lo que uno fue son colocadas cerca de una planta, a la que seguramente aportarán algún nutriente durante un tiempo. Pero existe la otra concepción de la reencarnación, según la cual –y en paralelismo con la propuesta turística de cielo e infierno- uno vuelve en un ser inferior o en uno superior, según haya tenido éxito o no con sus karmas de vidas anteriores.




Pues bien, yo no tuve éxito ni siquiera con el karma de mi vida presente, por lo que si se me permite elegir en qué volver, elijo que seré un alcaucil. Se preguntarán por qué un alcaucil… No sé, me gusta. El alcaucil es misterioso, pocos saben cómo es la planta de alcaucil. Es la clase de alimento que no admite indefiniciones, gusta o no. Y si gusta, se disfruta, no se deglute. Y a mí me gustaría que, aunque sea reencarnada, alguien me dedicara lo mejor de su boca y de sus sentidos, al menos, por los pocos minutos de felicidad que dura un alcaucil.


Lo dicho… seré alcaucil, o no seré.

11 comentarios:

marcela dijo...

Hola, me encantó tu blog, la verdad que es muy entretenido, y gracias por el comentario que hiciste en el mio http://terapiasvegetales.blogspot.com ya que esto me ayuda mucho a seguir trabajando.
Me pareció muy interesante tu forma de ver las cosas de la vida, y te voy a decir que en muchas coincidimos.
Un saludo grande y nos seguimos leyendo

María Marta Bruno dijo...

Hola, Marcela... Gracias por tus observaciones... Y me encanta que coincidamos en algunas miradas sobre la vida... A veces pasa que uno lee cosas con las que coincide, pero por alguna razón no deja nada escrito, y está bueno ésto de alentarse mutuamente. Un beso, y claro, nos seguimos leyendo...

UTERO DE PAPEL dijo...

♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥
En estas fiestas el anhelo de que
todos tus deseos se realicen
que tus sueños lleguen a tocar tus manos
que tu corazón esté lleno de paz y amor
y que el mundo goce de buena salud
para albergarnos el próximo año.
♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥

PAZ, AMOR, PAN
Y TRABAJO PARA TODOS

¡Felices Fiestas!

♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Jardín Haikú
http://jardinhaiku.blogspot.com/
Paseo Mágico
http://paseo-magico.blogspot.com/
Mariposas y Girasoles
http://mariposasygirasoles.blogspot.com/


FELICIDADES!
F E L I Z * 2 0 0 8!

María Marta Bruno dijo...

Verónica: gracias por tus hermosísimos deseos. Y los retribuyo... que tus sueños sean tu realidad... Y felíz año nuevo!!!

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Hola María,cómo estás? Sos amiga de Daniel, un buey que se lame solo...por ahora :) Hace bastante nos conocemos.

Me encantó lo de las "vacas encontradas".Así, tirando líneas...sin conocerte mucho, te digo dos o tres cositas.
Leí todos tus post, para ubicarme...y entre líneas...la pucha! mujer!... decime qué más NO pusiste en el perfil!

Ya me irás contando lo que no contás, si tenés ganas por supuesto. Tenés el humor irónico que perfila en lo brillante...y eso que esto recién empieza. YA pienso en cuántos de mis amigos disfrutarán leyéndote.

Me encanta el mate amargo...y los alcauciles.(Una flor)...así que si reencarnaras....podrías terminar en un florerito o, como hacía mi abuela (te hablé de ella mas abajo) al horno con una mezclita deliciosa.("Alcauciles al infierno", se llamaba la recetita....imaginate!).
Y ni te cuento si fueras corazones de alcaucil en escabeche!!!!

Si me dan a elegir en una reencarnación sería un sándwich de jamon crudo, manteca, pan negro y una rodaja de tomate...mortal!

Por lo de mi blog...bueno: Pali estaba con lo de la Oreja de Van Gogh..no sé si te hubiese gustado; hoy llegaste con otra música, más acorde al post de Navidad.
Y de las tristezas...y de las sillas vacías...y de los vivos que dejan sus sillas vacías (sabés cuánto duele?) no quise hablar, no porque le reste importancia, cosa que jamás haría... (mi papá es de los no vivos que desearía se sentara conmigo en navidad) sino que prefiero quedarme con lo bueno, o lo vivo mejor dicho.

Sabés que uno vive perdiendo??? Sólo que a veces no vemos lo más pequeño...

Me pasé...perdoname, demasiado para mi primera visita y te robé demasiado espacio.

Un beso, María de La Plata.
Me tomé unos mates con vos.

Felicidades!:)

María Marta Bruno dijo...

Gracias, Ferípula! Por tu comentario y por participar a tus amigos de esta Vaca Loca que anda buscando rodeo... Veo que coincidimos en varios aspectos, no sólo el mate amargo... ¿Querés saber cuántas cosas NO puse en el perfil? MUUUUUUUCHAS... (con mugido incluído). Por ejemplo, eso que mencionás de los vivos que dejan sillas vacías... Sí sé cuánto duele. Y sé que duele tanto o más que la ausencia de los que no quisieron irse, pero se fueron. Y también sé que uno vive perdiendo... Y que hay pequeñas y grandes cosas que nos sacan del abismo. Y que ése es el juego de la vida.
Hablando de alcauciles, temo que a partir de ahora sentiré que me como un hermano o una hermana de reencarnación, cada vez que deshoje esa flor acorazada y dura, con un corazón tan tierno... Dicen que los dibujantes toman como base sus propios rasgos... ¿Los escribidores haremos lo mismo?
Bien, yo también me tomé unos mates con vos. Nos estamos leyendo. Un beso enorme... Y gracias, otra vez...

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

HOla MM alcaucil "escribidora" de la Plata!

Y hay más....en el fondo, somos (no se si "buenos", pero somos...ja!)Actualizaste el perfil, y se noooooooota para dónde perfilás.

Gracias por la recomendación! Me da una bronca...justito frente a mi casa una librería "pulenta"...y hoy cierra por traslado!!!! grrrrrr!!!! No sabés la cantidad de libros por $2 y $4.

Aproveché para los regalitos de Navidad. Hoy paso de nuevo...voy a ver si está el tuyo.

Qué hacés para fin de año?
Yo estoy de vacaciones, porque soy docente. Hasta mediado de febrero esta napia no aparece por la escuela.

Bueno, un beso y un día de estos me dejás poner algo de los desaparecidos en mi blog. Tengo algo, pero esto es muy importante.
A vos te pega justo en el centro...no?


Un beso!¡ F E L I Z ☺ 2 0 0 8 !
(Todo, los 365!)

Sandra Perez dijo...

Sagitariana, dragón, y 43, no serás mi melliza perdida????juassssssssss!!. Gracias por pasar por mi casa y me gustó mucho tu blog. Prometo volver!!!. Besossssssss y muchas felicidades vaca encontrada por un buey perdido!!!!. Que el 2008 te traiga muchas satisfacciones!!!.

María Marta Bruno dijo...

Feri... primero que nada, que tengas hermosas vacaciones. Que descanses, que merecido lo tenés. Por supuesto que si querés poner algo en tu blog sobre los desaparecidos... es tu espacio, y bien lindo que es. Y sí, me pega en el centro, pero se vive con eso. Como tanta gente vive con tantas cosas...
El finde lo paso con mi hermana y su mamá (la segunda esposa de mi papá) que es como una madre para mí. La mía ya no está, pero cuando estaba tampoco quería estar... la silla vacia de los vivos...
Bueno, docente decente... que tengas un muy buen 2008, que descanses lindo y nos estamos viendo y por qué no, alguna vez, tomando unos mates dendeveras. Un gran beso. MM

Sandra: ¿seremos mellizas, nomás? Tambien tu blog me gustó y te cuento un secreto... ningún buey perdido encontró a esta vaca loca, todavía...
Que tengas muy buen año, pleno de realizaciones... y mucha felicidad! MM

El Analista dijo...

Doble M, me gusto la idea de la reencarnación, pero mejor ni pienso en que reencarnaría yo, prefiero que me sorprenda la próxima vida.

María Marta Bruno dijo...

Dani... la vida, ésta o aquella, siempre va a sorprenderte... Me refiero a que no va a pedirte permiso para ninguna cosa, sea buena o mala. Yo sólo elegí en que me gustaría... lo que no quiere decir que me sea concedido... Jajaja... Igual estaría bueno saber qué expectativas tenés para una próxima vida...