"Seamos capaces de sentir la satisfacción moral de un acto de libertad."

(Rodolfo Walsh)

lunes, 16 de noviembre de 2009

COMO EL AVE FÉNIX... A RENACER




La vida nos presta, a veces, ratitos de felicidad.

Y es justo ser agradecidos. Yo agradezco el par de meses de felicidad e ilusión que tuve al creer que había encontrado a una persona con la cual compartir mi vida.

Pero soy dragona china... Después de las caídas, renazco de mis cenizas como el Ave Fénix y me echo a volar...

He caído. Estoy desplegando las alas para encontrarle a mi vida un nuevo sentido. Un poco clueca, porque me había hecho a la idea de andar la vida de a dos... Pero la andaré como sé andarla. Y tal vez encuentre un dragón que me lleve a volar los cielos y las estrellas.




10 comentarios:

Abril Lech dijo...

Ni hablar... se lo que sentís... Renacer no es tan simple ni siendo dragón pero hay tanto nuevo por descubrir! Suerte con eso! A mi todavía no me resulta...

María Marta Bruno dijo...

Abril, gracias por pisar esta pradera...

Vengo de leer tus Abriles. Intensa y conmovedora.

A mí deberá resultarme esto de echar a volar con tanta cosa nueva por descubrir.

Venía de un letargo profundo, el sol me dio fuerte en la cara por un tiempo y ahora... bueno, ahora, renaciendo...

Un abrazo.

SuperCow_cronOPIO dijo...

Lamento que sea así mi damita hermosa, pero sabes? tengo la firme convicción de que todo pasa para algo... para qué?? no lo se, pero siempre es para algo mejor, todo cambio es bueno, todo cambio es maravilloso, por más doliente que sea, por más fuerte, todo lo vale... por todo lo que sentimos, por todo lo que amamos, por todo lo que lloramos,por eso brindo y te mando un besote María bonita, hay quien llegó y se fue dejandonos un aprendizaje maravilloso, y aveces nos deja ese temor, pero no dejes que el temor te abrace...

Solo ten presente siempre algo:

Que ese corazón de oro que tienes, no deje de brillar

Troba dijo...

Aguante, María Marta!

se te necesita.

besos!!

Nora Jara dijo...

"No hay mal que por bien no venga" linda,y eso, hasta te lo puedo dar firmado.
Siempre es bueno renacer, reinventarse, no quedarse quieta jamás! siempre es bueno. Ya que el ser humano... nuestra esencia, el alma, siempre está en constante movimiento; es como las aguas de rios... y debemos procurar que también sea dulce y cristalina...
Un abrazo grande amiga. Y no se aflija, que las personas son solo "compañías esporádicas" -van y vienen- el tiempo que ha ambos les sea necesario... para aprender, para enseñar, para entregar, para recibir...
Al final del camino, siempre estamos solos con nosotros mismos (se nace solo y se muere solo, en eso, nadie te acompaña por
"solidaridad"...) Y no es motivo para entristecerse, así debe ser, así es el ciclo de la vida.
"El tiempo todo lo da y todo lo quita; todo cambia pero nada perece. Uno solo es inmutable, eterno y dura para siempre, uno y el mismo consigo mismo. Con esta filosofía mi espíritu crece, mi mente se expande. Por ello, no importa cuán oscura sea la noche, espero el alba, y aquéllos que viven en el día esperan la noche. Por tanto, regocíjate, y mantente íntegra, si puedes, y devuelve amor por amor." (Giordano Bruno)

Un beso inmenso hermana.
Te quiero mucho, cuidate!
¡¡¡Y ARRIBA LAS QUE LUCHAN!!!:D(Recuerdalo siempre!)

María Marta Bruno dijo...

VAQUITA LINDA

Gracias, bonita. Sé que todo pasa por algo, y creo también haber aprendido algunas cosas. A dejarme querer, por ejemplo... Y no siento temor... Siento que no quiero andar otro camino... ¿Se entiende?

Un beso enorrrrrrrrrme!

María Marta Bruno dijo...

TROBA, amigo...

Tan presente, siempre! Gracias...

Un abrazote

María Marta Bruno dijo...

NORI, hermana

Me gustó eso de las compañías esporádicas y eso de darse lo que mutuamente se necesita por un tiempo y ya.

Estoy íntegra, pero no puedo evitar estar triste... no se despide con alegría a un sueño que se va... Y yo ya he despedido varios...

Mil besos, hermana!

De Lirium soy dijo...

Me dio mucha tristeza tu post pero... seguramente ya remontarás vuelo nuevamente y te sentirás mejor. Hoy es quizás el momento de la tristeza y está bien permitírtelo.
Un beso

María Marta Bruno dijo...

Hola, Lilia!

Pues que no te ponga triste, a veces necesitamos un cimbronazo, un sacudón... y aquí estoy, tratando de volar el vuelo que me había hecho tan feliz, otra vez. El recorrido deberá ser distinto, para llegar a buen destino, con buen viento y buena mar...