"Seamos capaces de sentir la satisfacción moral de un acto de libertad."

(Rodolfo Walsh)

domingo, 28 de junio de 2009

CONFIESO QUE HE VOTADO

Hoy ha sido una jornada democrática en la Argentina, aunque no toda Latinoamérica pueda decir lo mismo, particularmente Honduras.

*

Pero aquí hubo elecciones legislativas de medio término. Se hacen para renovar parcialmente las cámaras legislativas nacionales, provinciales y municipales.

*

Pues bien...

*

Confieso que he votado. Que es distinto que decir "confieso qué he votado"... No, no... no confieso qué he votado. Y sospecho que jamás lo confesaré.

*

El mío fue un voto de coyuntura. Me da un poquito de vergüenza. No demasiada, pero algo me da. Porque no fue un voto de convicción. Es que no encontré ninguna alternativa que me sedujera lo suficiente (últimamente no encuentro nada que me seduzca lo suficiente).

*

Igual, habilitados los resultados preliminares, mi voto coyuntural no sirvió para nada. Con lo cual queda claro que los votos de coyuntura no sirven y uno se queda, encima, con la sensación de haberse traicionado en pos de romper una opción, que igualmente se sabía falsa.

*

Así que vamos con algunos detalles pintorescos de la jornada.

*

La gripe chancha ya llegó al país, hay 1500 infectados y 26 muertos. Así que ante la convocatoria electoral, se sugirió usar barbijo y llevar alcohol en gel para limpiarse las manos luego de la votación. Se vota en escuelas, y todo es tocado por mucha gente: desde los documentos hasta los picaportes...

*

Así hice mi entrada triunfal en la escuela de mi barrio (¡primera vez que voto en mi ciudad!). Mi primera sorpresa fue encontrar a un soldado, vestido de fajina, armado con fusil, custodiando la entrada. Una imagen que remite a otras épocas y/o a países hermanos que tienen graves problemas de violencia... pero... ¿acá?

*

Fue raro...

*

Yo no me sumé todavía a la paranoia de la gripe chancha, así que no tengo barbijo, y para entrar a la escuela, cubrí mi boca y mi nariz con un pañuelo de papel. Dicen los que saben y hablan por la tele que el contagio es por contacto y a través del aire.

*

El soldado me vio llegar con la cara tapada y se produjo el siguiente diálogo:
*

Soldado (en adelante S): Señora... qué quiere?
*

Yo (en adelante Yo): Supongo que quiero votar.
*

S (mirada de "no entiendo"): ah...
*

Yo: Mirá, no quiero ofenderte, pero hoy es día de elecciones nacionales, es domingo, esto es una escuela. Hoy se vota. Acá se vota.
*

*


Fin de la conversación, con el miliquito mirando con cara de bobo, supongo yo, dándose cuenta de que me había preguntado una estupidez.

*

Por suerte sólo había tres personas antes que yo… una de las autoridades de la mesa de votación contigua sí tenía puesto un barbijo, pero el resto, incluso las de mi mesa, sin barbijo, sin alcohol, incluso, una de ellas, con los ojos irritados, síntoma de resfrío y tal vez algo de fiebre. Y otra, tomando mate, aunque no sé si lo compartía con alguien o no.

*

El trámite fue corto, amable, voté y me fui a tomar el micro para ir a otro lugar de votación… el que le corresponde a mi papá, quien fue detenido-desaparecido y luego asesinado, hace 32 años.

*

Mi papá, como todos los detenidos-desaparecidos siguen figurando en los padrones electorales, porque técnicamente no están muertos. Si nadie se hace cargo de haberlos detenido ilegalmente, de haberlos fusilado o torturado hasta la muerte… pues ahí están, todavía.

*

Y encima, como infractores a la ley, porque –si serán atrevidos- no se presentan a votar.

*

Por ello fui hasta la sede del Ministerio de Economía provincial, donde se habían habilitado cuatro mesas.

*

Me presenté en la mesa masculina 21, con lo cual, de entrada, me ligué miradas raras (qué hace una mujer acá!). Me acerqué al presidente de la mesa y mostrándole los papeles que acreditan la condición de desaparecido de mi papá, le dije:

*

Yo: ¿Tiene en su padrón a Mariano Ramón Bruno?

*

Presidente (en adelante P): Sí, está.

*

Yo: ¿Puede poner en el padrón AUSENTE POR DESAPARICIÓN FORZADA, por favor?

*

Consultas entre las autoridades de mesa, mi papá está en el orden 112, y uno de los fiscales partidarios me pregunta qué es desaparición forzada.

*

Sí.

*

Me lo pregunta.

*

En este país, en el que hubo 30 mil detenidos desaparecidos, miles de asesinados y un millón y medio de exiliados, durante la dictadura militar… en este país, todavía hay alguien que pregunta qué es desaparición forzada. Así nos va.

*

Le pregunté si sabía de los desaparecidos de la dictadura, a lo que contestó con un lacónico “ahh…”

*

El presidente de la mesa accedió –un poco a regañadientes- a poner AUSENTE POR DESAPARICIÓN FORZADA. Debo aclarar que este es un reclamo de los organismos de Derechos Humanos… porque los desaparecidos no están oficialmente muertos. En Argentina hay mucha gente en ese status –desaparecido- sin que haya forma legal resuelta (fallecimiento). El reclamo es que en los padrones no se elimine a los desaparecidos –porque no están, repito, técnicamente muertos- y que las hojas se editen con la frase AUSENTE POR DESAPARICIÓN FORZADA. Como manera de visibilizar a los desaparecidos y de sacarlos de esa zona ingrata del que ha incumplido con un deber cívico.

*

P: Igual los tienen que sacar, porque están muertos.

*

Yo: Desde el momento en que nadie se hizo cargo de sus muertes, formalmente no lo están.

*

P: Pero a los siete años ya se los considera muertos.

*

Yo: A los desaparecidos no.

*

P: Sí

*

Yo: No. Por eso siguen apareciendo en los padrones. Y por eso le pido que ponga AUSENTE POR DESAPARICION FORZADA, porque él habría venido, de haber podido, de no haber sido desaparecido.

*

P: Igual no sirve para nada ponerlo.

*

Yo: Ya lo sé, es testimonial. Yo no vine acá esperando encontrar a mi papá votando.

*

P: …

*

Yo: Igualmente, gracias. (mutis)

*

*

Me fui de ahí, con la comida que había comprado para mis perros y mis gatos, pensando cómo puede ser que haya gente tan indiferente al punto de no conocer, no saber, no importarles nada de nada.

*

Llegué a mi casa una media hora después, escuchando por la radio las primeras estimaciones sobre los resultados electorales y termino de escribir este post, con los resultados más firmes.

*

Y con la sensación de que nos vamos directo al abismo. Porque somos un pueblo que no custodia su historia, que olvida, que repite errores.

*

Con la sensación de que definitivamente la vida es un tango.

*

Una herida absurda.

*

*

*

9 comentarios:

caselo dijo...

Mi María bonita es muy cierto: la vida es un tango. Y justo, en este momento, escucho un programa de Caracol Radio de Colombia en el que están pasando cosas de Gardel. Acaban de poner "Volver".
Excelente su crónica de la jornada que comienza con una paradoja: mientras ustedes votan a los hermanos hondureños les cierran la boca...
El soldado que estaba en la puerta del colegio dibuja de cuerpo entero para qué sirven los organismos castrences: técnicamente para nada. Esos sí son como entes que van portando un uniforme, un arma y la alienación de pasar por esa doctrina que los hace "hombres de verdad". Por tal razón nunca dejarán de ser un peligro público.
Leo la conversación con el fiscal de la mesa donde está registrado su papá y recuerdo algo que conversamos ayer usted y yo. Algo anda muy mal en el lenguaje que utiliza la derecha. En este caso por un desconocimiento del término "desaparición forzada". ¿Se da cuenta? Es un recurso linguístico equivalente a unos puntos suspensivos o ese vacío que dejan las palabras que no se quieren reconocer... como si no existieran o no hubiera pasado. No olvide que en mi país se les llaman "Fasos positivos" a los muchachos del municipio de Soacha que encontraron muertos en diferentes partes del país con uniformes de guerrilleros. Y aparecieron vestidos así porque los hicieron pasar por bajas en combate. Pues bien. Esos muchachos son ASESINADOS. ¿Por quién? Por el ejército de la Patria, institución que presta los servicios al estado; por consiguiente sus muertes son "Crímenes de estado", pero al llamarlos "Falsos positivos" tratan de tapar esa realidad...
Jornada pintoresca, según lo que usted dice en su texto... Igual de pintoresca a lo que pasa en toda Latinoamérica. Y, por favor, no se sienta mal por su voto. Yo hubiera hecho los mismo en esas circunstancias. Lo importante es que intentó utilizar el sufragio de buena y y también para protestar.

Un abrazote de oso y un besito de mago

Carlos Eduardo

Troba dijo...

Cambalache, para ser mas exactos...

y las venas de américa latina siguen abiertas... aquí tenemos miles de desaparecidos también, que poco a poco se les está recuperando de la memoria...pese a la agresiva oposición de los altos mandos de las FFAA y SL (ambos asesinos por igual)

pero si tomamos algo positivo, en estos momentos se sabe quien es quien: los que condenan el golpe en Honduras o tratan de pasarlo por agua tibia, o los intelectuales que guardaron silencio sobre Bagua para después dar discursos como este:
http://e.elcomercio.pe/101/impresa/pdf/2009/06/28/ECOP280609a4.pdf

Besos, María.

María Marta Bruno dijo...

MI MAGOOOOOOOOOOOOO...

Es peligroso tener tantas coincidencias, se lo aseguro...

Pues vea, me gustó eso de que los soldados no sirven técnicamente para nada... Pero lo cierto es que son funcionales al sistema de dominación de países como los nuestros.

Creo que el fiscal que no entendió lo de la desaparición forzada, sufrió de un síndrome cada vez más habitual. Y es que a fuerza de escuchar una expresión, se la neutraliza en la cabeza acompañada por el significado que su propia ideología le asigna. Así, los desaparecidos quisieron que los desaparecieran, por eso, "desaparición forzada" no le sonaba... al fin y al cabo, quién los forzó a desaparecer?

Y no es raro que aparezca ese planteo en un país que tarda casi 30 años en empezar a hacer justicia.

Usted lo sabe porque yo se lo he comentado, lo de los "falsos positivos" es una aberración no sólo en los hechos propiamente dichos, sino en la expresión. Es la deshumanización del asesinado. Es robarle el alma, rebajarlo a la condición de cosa, una cosa falsamente positiva...

Mi beso, mago

María Marta Bruno dijo...

MI QUERIDO TROVADOR SIN SUERTE

¿Revuelta indígena de grandes proporciones? ¿Eso es todo lo que tiene para decir? Es un análisis notablemente pobre, aunque con una prosa abundante.

La verdad, mi amigo, sí es Cambalache, sí es Uno, claro que sí.

Lo bueno de las máscaras que caen es que ya no se las pueden volver a poner.

Yo no puedo separar a los artistas de su ideología, y ya hace mucho tiempo que no he podido volver a leer a ese señor.

Mi abrazo

Viv. dijo...

¿Una jornada democrática, cuando los candidatos no fueron elegidos por voto popular sino puestos a dedo?

María Marta Bruno dijo...

VIV.

Esto es lo que se entiende aquí por jornada democrática.

Lo cierto es que hace muuuuuucho que los argentinos no sabemos lo que es realmente democracia.

Y muchos años hace también que los peronistas no van a internas abiertas ni cerradas y dirimen sus disputas en elecciones nacionales. Son oficialistas y opositores simultáneamente, desde el regreso de la institucionalidad democrática en 1983.

Me parece infinitamente mejor lo que hacen en Uruguay de ir a internas abiertas.

Aún así, aquí no hay más que democracia formal, como en la mayoría de los países latinoamericanos, por mencionar sólo la pertenencia geográfica de mi alma.

Gracias por pasar, siempre bienvenida.

SuperCow_cronOPIO dijo...

Mi María bonita, por esto te admiro tanto, mañana por acá es jornada electoral, diputados, presidentes municipales, no hay buenas opciones, ahora ya pocos quieren votar, ya no se cree como antes o ya no se les sigue como antes, hasta la televisión lanza spots publicitarios promoviendo el voto, qué hacer, si no voto igual lo usan, y si lo anulo... y si realmente hubiera democracia...


un besote mi gran dama!!

María Marta Bruno dijo...

Mi vaca linda!

Pues no sé cómo es la Ley Electoral en México, pero aquí el voto es obligatorio, y sólo entran al recuento final los votos afirmativos, es decir, los que tienen boleta válida. En los porcentajes finales no cuentan ni los votos en blanco ni los anulados.
O sea, con menos votos se alcanzan mayores porcentajes. Una avivada del sistema político argentino.

Si aquí el voto no fuera obligatorio, los partidos tendrían que trabajar más y más para atraer a los votantes.

También ustedes están en una encerrona política, verdad?

Un enorme beso

SuperCow_cronOPIO dijo...

ahh si que lo estamos y tambien solo cuentas las boletas válidas, pero con las que se anulan pues ya se trata de hacer ver que hay inconformidad y no indiferencia, algo se tiene que hacer para lograr un cambio, aun no se cual sea el camino, pero hay que cambiar al sistema antes de que él nos cambie, creo...


Un besote María bonita