"Seamos capaces de sentir la satisfacción moral de un acto de libertad."

(Rodolfo Walsh)

martes, 22 de julio de 2008

EL PAIS IMPAR II (o la vuelta de los dinosaurios)

A raíz del conflicto que se desató entre el sector agrario y el gobierno, en marzo de este año, por la pretensión gubernamental de cobrar una tasa a la renta extraordinaria en la exportación de granos, muchas cosas pasaron.

Pasaron cortes de ruta, pasaron productores agropecuarios decidiendo a discreción quienes podían pasar y quienes no, pasaron amenazas de que el conflicto, de no resolverse, iba a derivar en la muerte de personas, pasó la intervención de poderosos medios de comunicación tergiversando y mal informando a la población, en pos de intereses comerciales propios, entre tantas cosas que pasaron, y que no debieron haber pasado.

Una de las cosas que pasó es que un cantautor de música popular argentino, Ignacio Copani, compuso una canción -la llamó "Cacerola de Teflón"- para responder, desde su lugar de artista militante, a una protesta a golpe de tapas de cacerolas que hicieron personas vinculadas al agro, personas de muy buen pasar económico. Tal vez deba aclarar que las cacerolas de teflón son muy caras en la Argentina. 

También pasó que Ignacio Copani recibió amenazas contra la integridad física suya propia y de su familia, por "Cacerolas de Teflón".

Pasó que al amenazarlo a él por haberse expresado libremente, amenazaron nuestra libertad. Otra vez.

Aquí les dejo "Cacerolas de Teflón", de y por Ignacio Copani:

Lo que sigue es el texto de una carta abierta que Ignacio Copani escribió para dar a conocer la amenaza y dejar sentada su posición. La tituló "Por algo será".

La carta está musicalizada, la segunda canción, de la mitad del video en adelante se llama "Pueden verme".

Algo que no todos en mi país pueden decir...


 
Cuando la frase "Nunca Más" fue dicha por el fiscal, como cierre de su alegato en el primer juicio a los genocidas que encabezaron la última dictadura militar, lo que quiso decir fue precisamente eso...
¡NUNCA MÁS!


15 comentarios:

María Marta Bruno dijo...

Bueno, bueno... Esta vez, primero comento yo... jajaj

Existe un sitio oficial de Ignacio Copani.

Es www.copani.com.ar

Se lo puede visitar, dejar comentario,etc. etc.

María Marta Bruno dijo...

Ah, y http://copani.blogspot.com

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Escuché a Copani...
Miro y vuelvo,
bechos1
Sabés algo de Dani de los Bueyes???

María Marta Bruno dijo...

FERIP: gracias por la pasadita. Está buena la canción de Copani, te parece?
De Dani no sé nada, el teléfono me da como que no existe, no contesta mails, en fin... ni idea de qué pudo haberle pasado.
Lamento no poder ayudarte en eso.
Un beso

mago770 dijo...

hola, Maria, muy lindo el posteo y I.copani excelente cuanta razon noooo, y como dice charly,
los dinosaurios van a desaparecer
saludos

SuperCow_cronOPIO dijo...

wow que buena canción y lo que dices que pasa en tu país es tan parecido a lo que pasa por acá, sólo que en esta "democracia" y "libertad d prensa" todo se manipula para que el pueblo se quede tranquilo, que por la falta de cultura esto se logra y se tienen a unos cuantos acarreados dependiendo del partido politico para armar pleitos,aqui le dicen "el país donde no pasa nada", vaya cosas

un beso vacuno mi maría bonita

María Marta Bruno dijo...

MAGO: a esta altura no tengo que decirte que pensé en eso cuando le puse título al posteo, no?
Gracias, un beso

CLAUDIA LINDA: definitivamente nos condenaron a toda la América Latina a lo mismo.
Aquí se dice "Argentina, país generoso", porque si vieras qué gente consigue cosas en los medios de comunicación... y su único mérito es tener la capacidad de armar escándalos... da vergüenza ajena.

Un beso, vaca loca!

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Que vergüenza
Yo no lo sabía
Admiro a Copani,y me pareció,como siempre
muy coherente la canción y la respuesta
gracias por transmitir esto,que no siempre se sabe
Nos avergüenza.
Querida,un abrazote.

María Marta Bruno dijo...

MARIEL: no te avergüences... Yo conocía Cacerola de Teflón, pero no lo de la amenaza, y vi un reportaje a Copani, así me enteré.
Y decidí ponerlo... Tanto como para que se vea con qué códigos se maneja un sector de nuestra patria.
Y para solidarizarme con Ignacio, que es un muy buen tipo, además de cantar cosas lindas.
Un besote

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Te escribo mientras escucho...puede verme...como lo hace usted.
Y leía estas palabras del segundo video.
Yo defiendo la libertad de expresión.
Y la responsabilidad frente a lo que se dice.

Tampoco quiero ser un avestruz.
Espero que se respete la vida de Copani, como la de cualquier hombre que se expresa. Y a su familia, como a cualquier familia argentina.
Ya basta de patoterismo. Basta de vendettas y chicanas.
Que a la larga o a la corta, todos nos conocemos.

----------
Me preocupa lo que me decís de Daniel, ni una señal?
Voy a volver a intentar.

Un abrazo y un feliz domingo para todos!

Sasian dijo...

Uff!!
me ha impresionado. durante toda la lectura de la carta de Copani, sólo me venía a la mente una palabra: coraje.

Coraje para extresar tan claramente una posición firme. un estado vital y de vida.

No lo conocía.

espero poder contribuir a difundirlo
un besazo Maria Marta

Minombresabeahierba dijo...

Como te puesto en otros posts, la mediocridad, hipocresia e intolerancia son el sello de la Argentina, con honrosas excepciones. ¿Porque hay tanta desnutricion y mortalidad infantil en Tucuman , el lugar que produce los mejores LIMONES DEL MUNDO y que se demandan en forma impresionente? ¿Porque un legislador provincial de Formosa gana varias veces el salario del Presidente de La Nacion y esa provincia es mas pobre que muchos paises de Africa? Este es el pais que tenemos. Simplemente no serespeta la Constitucion, y las instituciones encargadas de hacerlas respetar son mas corruptas aun que los que no la respetan. besos

María Marta Bruno dijo...

SASIAN: Ignacio Copani es la manifestación misma de la vida... Besazo

MINOMBREMESABEAHIERBA: Te preguntás por qué tantas cosaas... Sólo porque nosotros lo permitimos, amiga. El día que nos hartemos, tal vez algo cambie. Besote

caselo dijo...

Amiga por eso admiro, amo y respeto a tu pueblo. Es que en mi país-y disculpa que vuelva a referirme a él- hay gente(muchísima gente)que añora y ve con buenos ojos una dictadura. Si supieras o escucharas las voces que reclaman mano dura para acabar con los que hacen daño a la patria. Entonces convocan al pueblo a través de Faceeboc y los grandes medios a marchas contra la guerrilla. Claro, a ellas asiste la farándula, los niños y niñas bien, los políticos, en fin. Y todos tan patriotas. Meses después las víctimas del paramilitarism y de los crímenes de estados convocan a otra marcha. ¿Sabes qué pasa? El gobierno dice que es auspiciada por los enemigos de la paz; los medios de comunicación callan; los empresarios prohíben asistir a los trabajadores y por diferentes espacios se estigmatiza la protesta. Finalmente solo asisten los desplazados, los familiares de desaparecidos, algunos partidos de izquierda, los sindicatos y los estudiantes. Mientras tanto los artistas se van a cantar a otras plazas,ojalá. bien lejos de la realidad.

De inmediato entro al blog de Copani y le dejo un mensaje de apoyo, admiración y respeto. En cuanto a ti, un beso enorme, un abrazo y mi corazón amiga hermosa.

Carlos Eduardo

María Marta Bruno dijo...

CASELO: aquí también hay gente que añora los llamados "años de plomo", porque ser socios de la dictadura les dio ventajas económicas. Aquí los llamamos "fachos", una derivación de "fascista" en su pronunciación italiana.
Y otros que apoyan porque no entendieron nada de nada, y añoran las veredas más limpias y esas cosas.
En esta coyuntura argentina, como la presidenta y el anterior presidente (son matrimonio) provienen de una militancia popular de los años '70, los atacan, dicen que los terroristas están en el poder. Por eso y por algunas acertadas medidas en materia de derechos humanos. Por lo demás, no son tan distintos a otros gobernantes.
Es el destino de nuestra América, hermano. Si no nos damos cuenta de que no es uno por aquí y el otro por allá, sino todos batallando juntos, no tendremos destino.
Un beso